Franciscanos, Custodios de la Virgen de Copacabana

Desde el mes de Abril de 1884 en La Paz

FRANCISCANOS, CUSTODIOS DE LA VIRGEN DE COPACABANA, DESDE 1894 – 1994

El M.R.P. Comisario General Fr. Mariano M. Jimeno, el 16 de abril de 1884, después de entregar las letras credenciales , delego al P. Francisco Martinez . Guardián del Convento de San, Francisco de La Paz, el recibió la Administración del Parroquia y el Santuario, al mismo tiempo instalo una Comunidad Religiosa de Franciscanos. El 2 de Mayo de 1884 el P. Francisco Martinez fue el primer Guardián y Párroco de Copacabana.

Los Franciscanos de la Prov. De San Antonio de los Charcas, nuevos custodios de la Mamita del Lago fueron cambiando la fisonomía ruinosa del Santuario con urgentes y costosas refacciones en el templo, la torre, el Convento, atrio, cúpulas, portadas, hospitales y cementerio.

En octubre de 1902, a raíz de la. Muerte del P. Martinez, asumió la dirección del Santuario el escritor e historiador P. Fernando María de Sanjinés. Quien, a pesar de contratiempos y dificultades pudo establecer el Noviciado Franciscano.

Durante su guardianía del P. Sanjinés se presentaba dudas acerca de su erección canónica del Santuario de Copacabana como Parroquia regular. La visita al Santuario de Mons. Alejandro Babona a fines de octubre de 1905, junto con la declaración de Mons. Dolí al M.R.P. Visitador Bath aman en Lima en abril de 1907, sirvió para desvirtuar y desvanecer dichas dudas. En marzo de 1909 el P. Serafín Bazoberri es nombrado Guardián de Convento. Párroco P. Fernando Ma. De Sanjinés, Vicario P. Víctor de la Torre Ecónomo P. Luis Escobar. Hnos. Laicos: Fr. Manuel Martinez y Fr. Mariano Ballón. Al año siguiente que fue nombrado Guardián el P. Bazoberri , comenzó la remodelación del Camarín ampliándolo al estado actual, siendo antes muy estrecho: 7 mts de largo y 9 mts, de ancho, al igual que las gradas de acceso, también se ensancho el trono de la Virgen elevando el arco que parecía aplastar todo el altar.

En 1925 año del Centenario de la Independencia de Bolivia, el 1 de agosto de 1925, se Celebró con toda pompa y solemnidad la Coronación Canónica de la Bendita Imagen de Tito Yupanqui como Reina Coronada de Bolivia. Con asistencia oficial del Presidente de la Republica Dr. Bautista Saavedra, el Sr. Nuncio Apostólico Mons. Cayetano Cicognani, Obispos de Bolivia, señores plenipotenciarios de Argentina y Perú y una masiva concurrencia de peregrinos. La ceremonia de la Coronación estaba a cargo de Mons. Augusto Sieffert Obispo de La Paz.

Ese año estuvo como Párroco y Guardián del Santuario el infatigable Apóstol de los aimaras y un gran orador el P. Felipe Solís Y Comisario Provincial de los Franciscanos de los Charcas P. Pedro Corvera. La Corona que ciñe la Virgen del Lago y con la que fue Coronada es obsequio de las damas de Arequipa en agradecimiento a haber librado a la ciudad de una catástrofe.

Otro de los Sacerdotes que desarrollo una labor infatigable en el Santuario de Copacabana fue el P. Daniel Ortiz. En 1929 consiguió la instalación de las luces eléctricas para el pueblo que en los primeros años estaba a cargo del Convento , época en que funcionaba con bastante regularidad; luego paso a la administración de la junta Municipal y fue entonces que al poco tiempo se deterioró completamente, también hizo instalar cañería para el agua potable del pueblo. El 2 de febrero de 1930 instalo en un local propio del Convento la escuela nocturna para campesinos, adultos y niños donde los profesores eran pagados por el Convento. En 1940 hizo refaccionar completamente el techo del Camarín que amenazaba derrumbarse. En 1941 se colocó un altar de mármol en el Camarín de la Virgen obsequio de don Néstor Peralta Pérez. También se estrenó el elegante comulgatorio de mármol de Altar Mayor de la Basílica, obsequio de don José Ugarte y Sra. En 1942 se cambió en la Basílica todo el piso por mosaico además hizo colocar una mampara sólida en la puerta de acceso. En 1943 se inauguró solemnemente la Escuela Fiscal de Copacabana denominada: “Franz Tamayo”. Todas estas obras realizo con la ayuda de los religiosos y personas benefactoras del Santuario.

En el año 1939 en su viaje a Roma del M.R.P. Pedro Corvera , Comisario Provincial de San Antonio de los Charcas, con la ayuda del Embajador de Bolivia en el Vaticano consiguió de la Santa Sede que el templo de Copacabana por tratarse del Santuario más importante de Bolivia, sea elevado al rango de Basílica el 7 de Noviembre de 1940 dentro de una Mina Pontifical presidida por el Nuncio Apostólico. Se declaró Basílica al templo de Copacabana.

"La regla y vida de los hermanos menores es ésta: Guardar el Santo Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, viviendo en obediencia, sin propio y en castidad..." 2 Regla de San Francisco, 2R 1

En la actualidad los hermanos franciscanos siguen prestando sus servicios en las actividades que el Santuario ha venido asumiendo, tanto con respecto a los peregrinos como con respecto a los fieles católicos de mismo pueblo, a pesar de los cambios de mentalidad que ha sufrido nuestra sociedad.

Fraternidad del Santuario de Copacabana

Cada uno de estos hermanos franciscanos están comprometidos con el carisma propio de la Orden en Bolivia y su compromiso responsable con los peregrinos y con las hermanas y hermanos más necesitados.